17 noviembre 2006

Pena de Muerte


La pena de muerte es la forma más extrema de pena cruel, inhumana o degradante.


La pena de muerte constituye una violación del derecho a la vida.


La pena de muerte es irreversible y entraña el riesgo de que se ejecute a inocentes.


No se ha podido demostrar nunca que la pena de muerte tenga mayor efecto disuasorio frente a la delincuencia que otros castigos.


El aborto es una pena de muerte aplicada a un inocente.


La pena de muerte viola dos derechos humanos fundamentales: el derecho a la vida y el derecho a no ser sometido a penas crueles, inhumanas o degradantes, ambos reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en otros instrumentos sobre la materia regionales e internacionales, así como en leyes y constituciones nacionales. La crueldad de la pena de muerte queda de manifiesto no sólo en la ejecución en sí, sino además en el tiempo que permanece el preso en espera de la ejecución, pensando constantemente en la inminencia de su propia muerte. Alcanza también a sus familiares, a los funcionarios encargados de su custodia y a los encargados de realizar la ejecución. De acuerdo con los informes del Relator Especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias y arbitrarias, así como de diversas organizaciones no gubernamentales, los presos son en muchos casos condenados en juicios que no cumplen con las normas internacionales relativas a los juicios con debidas garantías. Con frecuencia, la pena de muerte se aplica desproporcionadamente a miembros de grupos sociales desfavorecidos, lo cual contradice los artículos 2 y 7 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.


Desde 1997, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU ha aprobado cada año una resolución instando a los países que no han abolido la pena de muerte a que suspendan las ejecuciones. La última resolución, aprobada en abril de 2004, fue copatrocinada por 76 Estados miembros de la ONU, uno más que en 2003 y el mayor número hasta la fecha. En la actualidad EEUU representa, después de la República Popular China, el país que impone a nivel estatal y federal más condenas a muertes del mundo civilizado. De hecho 38 de los 50 estados mantienen la pena capital en su constitución, siendo Texas el que lidera la posición.
El ritmo de la abolición se aceleró desde la segunda mitad del siglo XX. A principios del siglo, sólo tres Estados -Costa Rica, San Marino y Venezuela- habían abolido la pena de muerte. Hoy, 63 países la han abolido para todos los delitos. 16 la han limitado a los delitos excepcionales. Veinticuatro la han abolido de hecho, al no haber llevado a cabo ninguna ejecución en los últimos quince años. En total, 103 países han abolido la pena de muerte. Muchos aún la conservan por distintas razones, pero el avance de la lucha por la defensa de los Derechos Humanos fundamentales sigue.
La pena de muerte no rige en Chile desde 2001


Estoy en contra de la pena de muerte y con motivo de la sentencia dictada por un tribunal iraquí, condenando a la horca a su ex gobernante Sadam Hussein, he leído en varios blogs un regocijo en cuanto a que el ex dictador iraquí está recibiendo su merecido y celebran su sentencia de muerte. Me parece una hipocresía inaceptable que, al mismo tiempo que muchos están a favor de la pena de muerte (los que están a favor de ejecutar a Hussein), rechazan de plano el aborto, otro caso de violencia, de pena de muerte aplicada a un inocente. Seamos consecuentes entonces y no veamos la pena de muerte como algo justo, solamente por que ahora le tocó a Hussein. ¿o ustedes creen que yo cambiaría mi parecer si el candidato a la horca fuera nuestro tirano?

Monseñor Francisco Javier Errázuriz dijo: "hay que pensar en el valor de la vida humana tanto del que fue víctima como del agresor. Hay que pensar si la sociedad tiene el derecho de quitarle la vida a alguien y si lo tiene, en qué condiciones". Asimismo, señalo que dada la gravedad del tema "tiene que haber una reflexión muy serena y a esa reflexión quisimos aportar lo que piensa el Catecismo".
Foto Cardenal chileno Francisco Javier Errázuriz
fuentes 6 y 7

38 comentarios:

cristian dijo...

La abolición de la pena de muerte es un valioso seguro de vida que se les otorga gratuitamente a los delincuentes.

Cualquiera que sea la gravedad o crueldad de su delito, saben a priori que, hagan lo que hagan, no moriràn, y todo lo demàs se puede arreglar en el camino. Como bien dice el dicho, todo en esta vida tiene solución, excepto la muerte.

Permite, además, que personas que no tienen ningún inconveniente en violar los derechos humanos de la gente común e inocente (matando, violando, robando), puedan ellos mismos disfrutar de esos "derechos humanos" que, históricamente, siempre se han usado màs para proteger a los delincuentes que a las victimas.

=/ enzo /= dijo...

Cristián
O sea tengo que entender que apoyas la pena de muerte. No te parece inconsecuente tu postura, porque al rechazar el aborto sentí que estabas por el camino de defender la vida.

"La pena de muerte constituye una violación del derecho a la vida".

O hay casos en que se justifica la pena de muerte, en que quedamos?

Águila libre dijo...

Hola Enzo, estoy en total desacuerdo con la pena de muerte, aunque sea la del peor de los miserables de este mundo, incluso no apoyaría la pena de muerte ni para Pinochet, ni para Hussein (sorry,no sé como se escribe) ni para nadie.

Aunque hayan cometido las peores atrocidades, como pasó aqui en Chile, con las torturas, que creo es de las peores que he leído en mi vida.

No tenemos el derecho de matar a nadie, al hacerlo, sólo estaríamos usando la ley del talión y para qué, para cortarle la verdadera sanción que se merecen y nosotros manchandonos las manos. No, prefiero que esas bestias se pasen la vida en una cárcel, como todo delincuente, claro que me da rabia tener que mantenerlos con plata que podría servir para mejorar miles de cosas en el mundo, pero no podemos matar, no sirve para que otros no cometan los mismos delitos, porque lo harían igual y sólo lograríamos condenarnos en la eternidad.

Estoy en absoluto desacuerdo. No Matar y punto.

Cariños

María Paz

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Me remito a lo que señalé en una reciente columna...el Estado no tiene derecho de matar a nadie. Y es cierto...creer que la pena de muerte sirve de freno a ciertos delitos no se da de esa forma.

Lo que me parece más grave aún es que hay cinco países que permiten la pena de muerte cuando los culpables cometieron el delito siendo menores de edad: entre ellos, Estados Unidos.

Reitero un concepto...no hay que rebajarse al nivel de criminales aplicándoles la Ley del Talión. Saludos cordiales.

cristian dijo...

Enzo: no estoy de acuerdo con la muerte de inocentes, embriones indefensos que no le han hecho daño a nadie.

Alex Lagos dijo...

No se saca nada con la pena de muerte.
Ahora lo que hay que evitar que delicuentes peligrosos estén sueltos en la calle y para eso hay que tener un sistema penal y carcelario acorde a estos tiempos.
Salu2.

Trauco dijo...

Íbamos a escribir sobre la pena de muerte, como nos lo sugeriste, porque es un tema universal, y a muchas personas les resulta atractiva. ¿Cuántas veces no oímos que alguien dice, mejor que lo maten, o cosas así? En primera instancia estamos de acuerdo en que la pena de muerte no disuade la criminalidad, y atenta con el sagrado don de la vida.

Cococita dijo...

Sabía que había una trampita en la pregunta o exposición al tema de la pena de muerte.
Cristián y yo pensamos exactamente lo mismo... tenemos la postura firme de la defensa del nonato... nos referimos específicamente al NO NACIDO... aquel ser que tiene derecho a ver la luz de la vida, eso, querido amigo, es defender la vida del INOCENTE QUE AÚN NO NACE.
Muy diferente es aquello de la pena de muerte que fue abolida para felicidad de aquellos delincuentes extremadamente violentos y peligrosos que sólo respiran gracias a nuestros impuestos y que la justicia tan blanda que tenemos los deja libres una y otra vez.... te fijas la diferencia???
Yo sé que es re complicado entender las posiciones, yo misma tengo sentimientos encontrados sobre el tema.... pero...doscientas mil veces prefiero defender con uña y mugre a un NONATO de la muerte que defender a un delincuente de la pena de muerte que por algo en otras partes del mundo se impone.
Lástima que en Chile prefieren darle libre albedrío a las bestias que nos amenazan a diario optando nosotros tener que encerrarnos en nuestras casas.
Un abrazo.

Malambo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
PIlar M Clares dijo...

Hola =enzo=, mi opinión sobre la pena de muerte es que se trata de un asesinato legal contra asesinos ilegales. Con las visceras creo que quitaría de enmedio a alguna gente que trafica con seres humanos,con órganos, que mata por poder, que no tiene escrúpulos, etc, pero matar, aunque sea legal, moralmente no lo apoyo.

Hunter dijo...

Yo soy partidario acérrimo de la pena de muerte, pero siempre después de un debido proceso y con todas las garantías legales y no con parodias de jucio como la sentencia dictada contra Sadam. Creo que la pena de muerte es de eficacia disuasiva para luchar contra la gran criminalidad.
Es insustituible para los delitos gravísimos y para los delincuentes más perversos. Las penas de privación de libertad que se aplican en su reemplazo no ofrecen suficiente garantía contra los criminales mas temibles, que aún en la cárcel son peligrosos.
Además, según Garofalo, es el medio más indicado para realizar una selección artificial de los delincuentes incorregibles, lo que no deja de ser razonable

Mario Abanto Quevedo dijo...

Hola Enzo.
Pues devuelvo la cortesía de tu visita para reforzar mi posición en contra de la mal llamada "pena" de muerte.
Y es que si bien tú partes desde un punto de vista distinto al mio (agnóstico), yo me centro en la consideración jurídica y criminológica de la muerte que quiere ser, de cualquier forma, incluida en el catálogo de penas de los códigos penales que se dicen respetuosos de los derechos humanos.
En Latinoamérica en derecho penal es usado como un instrumento de poder y por ello debe ser limitado permanentemente. La herramienta religiosa o la jurídica, como dos caminos distintos al modo del liberalismo y el socialismo, conducen al mismo lugar: el respeto por la vida de la persona humana.
Gracias por tu visita y por tu comentario en mi blog, lo aprecio mucho.
Cordiales saludos desde el norte serrano del Perú.

Hugo Denis dijo...

Se podrían decir muchas cosas sobre la pena de muerte. Pero lo que yo te puedo decir ahora es que desde un punto de vista ético y moral es totalmente rechazable. No importa si se es creyente o no, nadie tiene el derecho de arrebatar la vida a otra persona, sea por el motivo que sea. Si se pretende ejemplificar lo perverso del delito, la ejecución del reo significa rebajarse a su mismo nivel, invalidando todo argumento en su contra.

Desde el punto de vista cristiano (el mío) la pena de muerte no puede tener cabida en ninguna sociedad adelantada.

Saludos.

Anónimo dijo...

Una pena que aparte de usar las malas artes del del engaño a la buena fe seas censor, enzo. Te pareces mucho a Pinochet, lo sabías?

El comentario que figura borrado es una denuncia hecha sobre este señor sobre sus procedimientos para atraer lectores a su blog. ¡Lea este comentario antes de que lo vuelva a borrar!

=/ enzo /= dijo...

No se que le pasa a este señor anónimo que me acusa de parecerme a Pinochet y me deja comentarios que no acepto, como que pretendo atraer "clientes" a mi blog para ganar con ello. Por favor que puedo ganar, o me estoy perdiendo de algo?.
No veo ninguna mala práctica en visitar blogs que se relacionen con el tema tratado y conocer realidades y opiniones, ojalá de muchos países. La diversidad de opiniones que se entregan en forma respetuosa son bienvenidas en mi blog y no me interesan avisos anónimos que pretenden perjudicar y además no tiene nada que ver con el tema tratado. Si no hay ninguna intención de aportar al debate con una opinión, que es en el fondo lo que le molesta a este señor anónimo, emitir una opinión, le pediría se abstuviera de entrar y que no moleste mas con su "pretendida y grandilocuente denuncia".
Por culpa de este señor no aceptaré mas comentarios anónimos.

=/ enzo /= dijo...

Por culpa de anónimos cobardes he tenido que habilitar la moderación de comentarios, espero que esta práctica que considero abusiva, sea por poco tiempo y se levante una vez que se le pase la furia al señor anónimo.

zico dijo...

Enzo: estoy de acuerdo con la aplicación de la pena de muerte para aquellos delitos gravísimos cometidos por delincuentes no rehabilitables.
No se puede considerar el hecho de aplicarla, como algunos dicen, como "rebajarse" al nivel del delincuente, ya que éste último cometió primero el delito sin provocación y con la intención de hacer un daño, en tanto que la sociedad sólo responde a esta agresión defendiéndose y defendiendo a sus miembros, cuando no hay rehabilitación posible.
En todo caso, los delitos y casos merecedores de esta pena son muy precisos y limitados. De hecho, durante el gobierno de Pinochet, los tribunales sólo aplicaron la pena de muerte por delitos comunes a 4 personas en 17 años: los sicópatas de Viña y los asaltantes de Calama, que actuaron todos con frialdad, violencia innecesaria y premeditación.

Enzo, ya viene la segunda parte del ¿príncipe Madoc descubrió América en 1170 ?, en mi blog.
Saludos.

daniel eysette dijo...

Hola
La pena de muerte es para mi, sin lugar a dudas, un atropello, una violación al derecho a la vida. Acá en Chile se cambió la pena de muerte con la cadena perpetua efectiva, 40 años, que creo que es una sanción bastante fuerte, pero da la oportunidad de una posible rehabilitación del individuo. Matar por que mató no parece lo mas sensato, asesinar a un individuo con electricidad, ahorcado, fusilado, me parece muy cruel y propio de otros tiempos.
Saludos.

Cheshire dijo...

holanda....
claramente no pued estar de acuerdo con la pena de muerte, pero debo reconocerme inconcecuente respecto al respeto de los derechos humanos. Me explico.
Primero: No veo cual es el derecho que podría tener uno a matar a otro, más encima con un escudo "legal". me parece irracional la aplicación de una pena de las mismas características o peores a las del delito cometido contra un individuo, sobre todo ante el absoluto que implica la acción, con imposibilidad de corrección ante un error por parte de los que juzgan (que pienso, es imposible dejar de considerar)... Por cliché que suene, me parece tirado de las mechas incurrir en un crimen para hacer "justicia" sobre otro....
Segundo (la inconcecuencia): Me pregunto que clase de "castigo" puede significar para un crimen el término del criminal... que castigo es para el dejar de sufrir las penas del encierro o, suponiendo un curso adecuado de los pensamientos de un ser humano, de la propia conciencia castigando más duramente.... La inconcecuencia a la que me refiero es que, pasando por alto todo derecho humano, si he de castigar a alguien por algun delito, el peor castigo que podría aplicar no tendría el dulce fin de la muerte concedida, se extenería tanto cuanto fuera posible.... cruel?... me temo que si, pero no puedo dejar de pensarlo...
ejemplo... al mencionado sadam... más castigo me parece la degradaciónd e esconderse en un hueco en la tierra, para ser traicionado por los de su confianza, entregado en condiciones miserables a sus captores finales... si esto se puede extender más, mejor me parece el castigo.....
brp.... si, me temo que puedo ser bastante cruel.... inconcecuente, lo se, lo admito....

Saludos!!:D
JCM

orual dijo...

Gracias Enzo por enviatarme a tu blogg, no te di las gracias antes cuando me invitaste a hablar sobre el aborto pero ahora que tengo la ocasión lo hago. Respecto al tema de que uses la moderación de comentarios a mi no me molesta y es más creo que si alguien escribe ofendiendote a ti no tienes porque publicarlo, porque lo que se trata es de crear un espacio de debate sin más, y después de este preambulo voy al grano.

Estoy en contra de la pena de muerte por varios motivos.

Primero porque puedes condenar a un inocente al que no vas a poder devolver la vida, de hecho en USA hay muchos casos de sentencias injustas, pues el sistema legal de aquel pais da lugar a ello. Y creo que es mejor tener culpables en la calle que matar a un inocente.

Dos porque creo que si lo que se busca es que la persona que hizo un daño pague por el, la condena a cadena perpetua realmente es mucho más dolorosa, pasarte el resto de tu vida entre cuatro paredes, y entre barrotes es realmente duro.

Y tercero porque creo en el arrepentimiento y creo que la gente puede cambiar, no digo con esto que salga a la calle si no ha cumplido su condena sino que se les de también la oportunidad de que se arrepientan,de que vean su error y cambien, si perdemos la fe en que la gente puede cambiar que nos espera de este mundo, y además quienes somos los demás para decidir sobre la vida de los demás, es que acaso les hemos dado la vida nosotros. Creo que la vida es un regalo maravillo y que hasta el más animal y criminal de los hombres merece tenerla, porque no se la hemos dado el resto del mundo sino Dios. Además creo que cuando en el mundo no contemplamos el perdón y el arrepentimiento el mundo se convierte en un lugar lleno de venganzas y sufrimientos. Sólo el perdón hace libre incluso a la víctima. Se que no son argumentos jurídicos, pero creo que la pena de muerte no soluciona el problema, ni va devolvernos a los muertos, al contrario ponemos un muerto más encima de la mesa. La pena de muerte en el fondo es la venganza disfrazada de cordialidad, pero es rencor y odio. No es justicia, porque justicia es dar a cada uno lo suyo y acaso quitar la vida es dar a la víctima lo suyo. No esa vida que sesgamos no es la vida de la persona muerta, eso es la llamada ley del talión, ojo por ojo y diente por diente. Una vida por una vida, pero acaso a los familiares que perdieron a un ser querido se les quita la pena con la muerta de otra persona y con el dolor que se genera en otra familia, dolor sumado a más dolor, eso no trae la paz, y la paz es consecuencia de la justicia.

Maestro Avatar dijo...

Yo creo que hay que saber cuando la vida de una persona se debe acabar o no van a matar a un asaltante solamente se pueden reabilitar pero a los pedofilos ay si se no tiene solucion y ahi se deberia ocupar la pena de muerte pero la pregunta es cuando y a quienes se les da la pena de muerte.

=/ enzo /= dijo...

Cristián:
"La abolición de la pena de muerte es un valioso seguro de vida que se les otorga gratuitamente a los delincuentes".

Cococita:
"la pena de muerte que fue abolida para felicidad de aquellos delincuentes extremadamente violentos y peligrosos que sólo respiran gracias a nuestros impuestos y que la justicia tan blanda que tenemos los deja libres una y otra vez.... te fijas la diferencia???"

Hunter:
"Yo soy partidario acérrimo de la pena de muerte, pero siempre después de un debido proceso y con todas las garantías legales"

Zico:
"estoy de acuerdo con la aplicación de la pena de muerte para aquellos delitos gravísimos cometidos por delincuentes no rehabilitables".

Gracias por sus valiosas opiniones

=/ enzo /= dijo...

Maria Paz (Aguila Libre):
"estoy en total desacuerdo con la pena de muerte, aunque sea la del peor de los miserables de este mundo"

Luis Alejandro Bello:
"el Estado no tiene derecho de matar a nadie. Y es cierto...creer que la pena de muerte sirve de freno a ciertos delitos no se da de esa forma".

Alex Lagos:
"No se saca nada con la pena de muerte".

Trauco:
"En primera instancia estamos de acuerdo en que la pena de muerte no disuade la criminalidad, y atenta con el sagrado don de la vida".

Pilar M Clares:
"pero matar, aunque sea legal, moralmente no lo apoyo".

Mario Abanto Quevedo
"reforzar mi posición en contra de la mal llamada "pena" de muerte".

Hugo Denis:
"Desde el punto de vista cristiano (el mío) la pena de muerte no puede tener cabida en ninguna sociedad adelantada".

Daniel Eysette
"La pena de muerte es para mi, sin lugar a dudas, un atropello, una violación al derecho a la vida".

Cheshire:
"claramente no pued estar de acuerdo con la pena de muerte, pero debo reconocerme inconcecuente respecto al respeto de los derechos humanos"

Orual:
"Estoy en contra de la pena de muerte por varios motivos".

Maestro Avatar:
"pero la pregunta es cuando y a quienes se les da la pena de muerte"

Gracias por darse la molestia de comentar y aportar con este debate.

cristian dijo...

Resumiendo tus dos ultimos post-encuestas, la conclusión es que la mayoría de tus opinantes está de acuerdo con el aborto, y en contra de la pena de muerte.
Eso quiere decir que la mayoría de ellos apoya la matanza de embriones indefensos in utero por el motivo que la madre estime conveniente, pero que en ningún caso permitirían que se le diera muerte a un asesino múltiple o un violador reiterado, cuya vida sí es considerada sagrada.
¿por qué el mundo estará como está?

Movimiento Liberal Progresista dijo...

Hola

Me parece bastante desatinado el comparar la pena de muerte con el aborto.

El aborto pasa por la libertad que debe tener una mujer para decidir si sera capaz de cumplir con la maternidad.

En Chile es comun que sectores religiosos se identifiquen como fundamentalistas del derecho a parir y nieguen la libertad a ponerle fin a un embarazo incluso en caso de violacion.

Chile es un pais retrogrado y la penalizacion del aborto es una muestra de ello.

Koke dijo...

Los temas son distintos, estamos hablando de pena de muerte, sanción para aquél ser humano irremediablemente corrompido que no es más que una lacra social, cuya existencia significa miseria y molestia para el resto de la comunidad, con la garantía de un debido proceso y con pleno conocimiento de sus acciones. Mientras que el aborto significa la matanza arbitraria de un ser inocente y sin conciencia que no puede defenderse.

Para mí estos temas son distintos, por lo tanto, no creo ser hipócrita al respecto.

Saludos.

anibal gutierrez dijo...

Hola Enzo
Cuando tu planteas que el aborto es una pena de muerte aplicada a un inocente, puede ser cierto porque en cierta forma estamos decidiendo la suerte (o la muerte) de una personita, pero cuando planteas que puede ser el mismo caso aplicado a un delincuente o a un ex dictador como Hussein son dos casos totalmente diferentes. Pero si tu querías plantear una duda ética o moral lo has logrado, pues en cierta forma la pena de muerte debería ser rechazada de plano en cualquier circunstancia. Si me voy al caso específico de Hussein, pienso que este hombre no tuvo un debido proceso, su fallo fue emitido con claras intenciones políticas, y sólo con días de anticipación a las elecciones en EEUU.
Para que te quede claro rechazo la pena de muerte en cualquier circunstancia.
Saludos.

Meli dijo...

Hola enzo. Yo creo que el valor de la vida humana es inviolable. Aplicar la pena de muerte a alguien que no ha valorado la vida es casi confirmar sus acciones. Pero, en el caso del aborto, aún no pdemos decir que un embrion, sea vida humana! Vida HUMANA ya incluye otro tipo de desarrollos biológicos, por ejemplo, conciencia. Eso, por empezar a decir algo en cuanto a las diferencias entre una pena de muerte y un aborto, no creo que se pueda afirma que son la misma cosa.

cristian dijo...

Ojalá que no te encuentres nunca en un estado de coma, aun reversible, porque significaría, de acuerdo a tu concepto, que no tienes consciencia y por lo tanto, tu vida no vale nada.
¡Defendamos a muerte a los asesinos!

¡Mueran los embriones inutiles!

=/ enzo /= dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
zico dijo...

Enzo, ya está publicada la segunda parte de la historia del principe Madoc y su eventual descubrimiento de América en 1170.
Te invito a leerlo.
Saludos.

Tomás H. dijo...

la pena de muerte a un culpable no es equivalente a matar a un inocente aborto. Llamamos "asesinos" a quienes matan inocentes, y esa palabra ya lleva una carga moral.
Soy contrario a la pena de muerte, pero me parece que -desde todo punto de vista- el aborto es una acción muchísimo más reprobable que la pena de muerte.
Y respecto de lo que dice Meli: es el único argumento pro-aborto coherente. Pero tiene, eso sí, un pequeño problema: justifica matar a cualquier humano carente de conciencia: una guagua, un anciano enfermo, una persona con enfermedad mental. Así, los autores que lo sostienen justifican el infanticidio. ¿Sostienes eso Meli? Salud

Meli dijo...

Hola Todos: El tema del aborto parece más complejo que el de la pena de muerte, por obvias razones. Lo trate en mi blog en dos posts. Responder a la pregunta ¿qué es vida humana? no es fácil...obviamente yo a mis 28 años tengo una idea de ello y mi fe forma un papel fundamental en ello. La vida -no hablo de naturaleza, sino del camino que cada uno recorre- es muy compleja. Situaciones como un embarazo muy deseado no se pueden tratar todas como si fueran lo mismo. Hay situaciones de situaciones. En cada caso, si el aborto se prersenta como una opción habr{a que discernir por qué. Muchas veces esos bebes nacen a una vida no humana, así como muchas personas no viven vidas humanas...vivimos un mundo deshumanizado en muchas formas. Unas veces humanizarlo significara tener un bebe aunque no haya sido planeado. Otras veces tenerlo puede que fomente la deshumanización. La realidad no es blanca, ni negra, esta llena de colores, y por eso las opiniones fundamentalistas me parecen que pierden peso...

Alvaro Horta Calzada dijo...

Enzo... como alguna vez te lo manifesté, estoy de acuerdo con que las mujeres tengan derecho a decidir si están o no preparadas para traer niños al mundo. Prefiero el aborto a tener miles y miles de huérfanos cada año, de los cuales un mínima cantidad podría ser adoptado... el resto, probablemente jamás sabrá lo que es tener una familia y sus posibilidades de desarrollo se verán siempre limitadas.

En cuanto a la pena de muerte, yo creo en la Ley del Talión... Ojo por ojo, diente por diente.Si el tipo es violador, asesino y todo eso, creo que le hacemos un mejor favor si se le envía al patio de los callados.

Por último, ya que te inquietan estos temas de la muerte, tambiñen me gustaría que existiera la despenalización de la eutanasia. Creo que cada persona debiera decidir cuándo poner fin a su vida en caso de que se encuentre en estado terminal o vegetal. Creo que vivir de esa forma, finalmente, no es vivir.

Saludos!

Tomás H. dijo...

Meli confunde los planos. Una cosa es que haya personas que vivan en condiciones inhumanas, otra es que haya personas "humanas" y otras "no humanas". En todo caso, no es la primera que piensa así. Adolfo pensaba lo mismo respecto de los judíos. Y Stalin respecto de los burgueses y pequeños propietarios.
La vida es la condición de cualquier derecho. Por tanto, antecede todo derecho. Si no aceptamos esa premisa, estamos fuera de toda justicia, de toda racionalidad. Como los judío-alemanes en los años `30. Y uno que pensaba que ese genocidio había sido suficiente para enseñarnos que todo hombre merece respeto. En fin. Saludos.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Zico: ¿Pero no es mejor defenderse con armas propias de la sociedad y no de los delincuentes? Me parece risible que hayas usado el argumento de los Tribunales bajo Pinochet...porque, saltándoselos, fusilaron a cientos más sólo por apoyar al gobierno de Allende.

L.A. dijo...

Es una comparación demasiado extrema.
De todas maneras como bien dice tu post, está demostrado que la pena de muerte no tiene efectos relevantes.

fran dijo...

estoy en desacuerdo con la pena de muerte, pero no solo por que pasa a llevar los derecho humanos, si no que me punto va mas alla de eso... si un hombre x mata a tu hijo, cometio un grave delito, y a lo mejor merece ser muerto, pero no vale la pena.

es como esperar y desear que pinohcet muera, pero no vale la pena por que no se ha arrepentid de lo que ha hecho.