05 noviembre 2006

Corrupción: ¿Alternancia del Poder la Solución?


Chile es, junto a Uruguay, el país latinoamericano que presenta el mejor Índice de Percepción de Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional, con una nota superior a 7, en una escala de 0 a 10. Nuestro país ocupa el lugar 21. Sin embargo tan contundente estadística contrasta con el mayor escándalo de corrupción que azota a nuestro país, que es lo de las platas de ChileDeportes, escándalo que vale la aclaración, no tiene nada que ver el actual gobierno de Michelle Bachelet. Justamente instituciones que deben trabajar políticas sociales o que tienen que ver con el bienestar general de la población están en la mira de todos los chilenos.
La derecha no ha perdido su oportunidad de sacar ventajas políticas de todo esto. Recordemos lo sucedido en plena campaña presidencial, cuando la estrategia estuvo dirigida a combatir la corrupción vigente, olvidando intencionadamente que es la derecha la que también practicó descaradamente este vicio durante los 17 años de la dictadura, lo que enriqueció a muchos de sus dirigentes, empezando por la familia Pinochet y por quienes compraron a precios subvaluados las empresas estatales que privatizaron.
La derecha apostó erróneamente a atacar a la actual mandataria con los escándalos del MOPT, con el caso Gescam, con CODELCO y con golpes efectistas como el procesamiento del ex jefe de Gabinete de Lagos cuando éste era Ministro de Obras Públicas. Sus objetivos específicos eran dos: desprestigiar a la Sra. Bachelet, exhibiéndola como representante de un gobierno corrupto, y crear las bases para la privatización de CODELCO, aspiración muy sentida de la derecha económica, que no puede soportar que las ganancias de esta actividad vayan al Estado y no a sus bolsillos.
Denunciar la corrupción constituye un deber ciudadano, pero parece que la ciudadanía no lo ve como el arma para definir una contienda electoral en la que ambos contendientes tienen pecados similares en este nivel. Recordemos lo que ha pasado recientemente en Brasil, donde Lula fue reelegido con una gran votación pese a los escándalos de corrupción. El pueblo entiende que estos hechos son aislados, entiende que muchas de las críticas y denuncias hay doble intención, sacar la ventaja esporádica, y eso es repudiable.
Se escucha decir majaderamente a la derecha que la corrupción es producto de los largos 16 años de gobiernos de la Concertación, olvidando los 17 que tuvieron ellos al lado de Pinochet, y desarrollan la idea de que la alternancia del poder es una necesidad política ineludible.
Un argumento que ha usado es que si el mismo gobierno sigue en el poder por mucho tiempo se desarrolla la corrupción y ponen como ejemplo el caso del PRI en México. Estos mitos que la derecha impone al colectivo nacional son expresiones de un irracionalismo infantil. Buscan convencer de que esos mitos son realidades y leyes sociales que obligatoriamente se repiten.
Su absurdo se puede demostrar con los siguientes ejemplos: Margaret Thatcher estuvo en el gobierno más de una década y nunca hemos visto a algún derechista que critique su gobierno; al contrario, ha sido el ejemplo a seguir. Numerosos gobiernos europeos en el siglo pasado permanecieron en el poder por más de 20 años: los conservadores ingleses así lo hicieron y el modelo de Pinochet y de la derecha chilena fue el gobierno de Francisco Franco que duró más de 40 años. Otro ejemplo más directo y cercano es la dictadura de Pinochet: duró 17 años y la derecha siempre la alabó porque hizo cambios trascendentales y nunca algún derechista le enrostró la necesidad de la alternancia; al contrario lo apoyaron para que siguiera gobernando incluso con el plebiscito.
En estas circunstancias parece que la ley de que todo gobierno que se mantiene en el poder largo tiempo se corrompe, es una ley que debe interpretarse como que todo gobierno que no sea derechista que se mantiene en el poder se corrompe, lo que es un absurdo que ni la derecha más descarada ha sido capaz de plantear.
Es evidente que hay gobiernos como el del PRI o el de Pinochet que se corrompieron en el poder y que un factor pudo ser su control por mucho tiempo de este poder, pero hay otros casos que mantuvieron el poder largo tiempo, como los conservadores en el Reino Unido o los socialdemócratas en Suecia y la corrupción no prosperó.
Esta feble ciencia política que inventa la derecha para combatir a la Concertación no tiene ningún asidero, lo que no significa creer que los gobiernos de la Concertación han sido probos. Lo que ocurre es que la Derecha no puede plantear un modelo y una estrategia distinta, en ese aspecto medular son casi idénticos con la Concertación. Por esta razón no pueden hacer planteamientos diferentes en las materias sustanciales.
En efecto, critican a la Concertación por la corrupción vigente, pero no mencionan los niveles de corrupción de su gobierno, debido a lo cual no son visualizados por la gente como una alternativa. Acusan a la Concertación de que no hay alternancia, pero el gobierno de Pinochet no sólo rechazó la alternancia sino que quiso seguir indefinidamente en el poder. En resumen la derecha critica a la Concertación porque hace lo mismo que ella hizo: su lema podría ser “No hagas lo que yo hago”.
Pero insisto, éstos no son los aspectos medulares, lo central es el tipo de sociedad que se construye y los principios que la inspiran y en esto la derecha y la Concertación tienen el mismo dios: el neoliberalismo. Por eso no pueden presentar ideas distintas y deben limitarse a estos aspectos secundarios.
El destacado empresario alemán Horst Paulmann, radicado en Chile, al recibir el premio de Empresario del Año, resumió el sentir de la derecha económica. En plenas elecciones presidenciales dijo: “El desempeño de la Concertación ha sido muy bueno en estos tres últimos gobiernos, pero igual como debe ocurrir en las empresas, lo mejor sería que esta vez hubiera un cambio de mano”.
La “teoría” de la alternancia tiene pues un origen empresarial. Pero la evidencia es que en la empresa nadie suelta el poder y todos buscan más poder. Al preguntarle a Paulmann, que tiene 70 años, si pensaba abandonar sus actividades empresariales contestó, contradiciendo la teoría de la alternancia: “Hay Paulmann para rato” (El Mercurio 02-08-05)
La relación entre poder y corrupción ya fue destacada por Lord Acton, quien decía “el poder corrompe” y el poder absoluto corrompe absolutamente, de manera que el arma eficaz para combatir la corrupción no es la alternancia, sino que la democracia, que brinde transparencia y genere mecanismos eficientes de control social.
Cuestionar a un gobierno por mantenerse en el poder corto o largo tiempo es irrelevante. Lo que interesa es que ese gobierno siempre se elija y reelija por medios democráticos, como ha sido el caso de los gobiernos de la Concertación y que a la derecha le duele tanto.
fuentes: 1 - 2

19 comentarios:

daniel eysette dijo...

Parece que la derecha trata de dar la impresión que Chile es un país corrupto, pero las mediciones internacionales basadas en encuestas dentro del país dan cuenta de otra visión.
La corrupción es un viejo vicio practicado tanto por la derecha como por la Concertación gobernante, pero son los menos.
Aún así debe ser afrontada y castigada con severidad.
La alternancia en el poder no garantiza en absoluto que este mal se vaya a solucionar.
Saludos.

daniel eysette dijo...

Parece que la derecha trata de dar la impresión que Chile es un país corrupto, pero las mediciones internacionales basadas en encuestas dentro del país dan cuenta de otra visión.
La corrupción es un viejo vicio practicado tanto por la derecha como por la Concertación gobernante, pero son los menos.
Aún así debe ser afrontada y castigada con severidad.
La alternancia en el poder no garantiza en absoluto que este mal se vaya a solucionar.
Saludos.

anibal gutierrez dijo...

La democracia es el único sistema político que se ha mostrado eficaz contra el delito, la corrupción y el totalitarismo, pero para que funcione el "antídoto" democrático tiene que existir verdadera democracia, algo que en Chile parece que no ocurre. Una democracia auténtica requiere un Estado controlado por los ciudadanos; poderes legislativo, judicial y ejecutivo funcionando en libertad e independencia; una sociedad civil fuerte que sirva de contrapeso al Estado; medios de prensa libres y críticos con el poder; financiación de los partidos por parte de sus miembros y simpatizantes, nunca con dinero público, y un sistema electoral que permita a los ciudadanos ejercer su derecho a elegir, sin esas antidemocráticas listas cerradas y bloqueadas que permiten que sean los partidos, al confeccionar las listas, los que en realidad elijan.

Sin democracia, no hay antídoto y, sin antídoto, el veneno se expande y mata constantemente.

cristian dijo...

Lamento harto que, teniendo la impresiòn que tù eres una bien intencionada y respetuosa persona, no puedas o no quieras abrir los ojos ante hechos tan evidentes como los pèsimos ultimos gobiernos que hemos tenido y la corrupcion galopante que, sea percibida o no (se encuentre engañada la opiniòn pùblica o no), es una verguenza que harìa desconfiar a cualquier persona sin una venda en los ojos acerca de la Concertacion.
Bueno, algun dia tendràs que darte cuenta de la realidad, espero que no sea muy traumàtico para tì.
No sigas tragandote la excusa barata e inmoral de echarle la culpa de lo actual a un gobierno que no tiene el poder desde hace 16 años, o a un presidente que dejò de gobernar cuando tu tenias 13 años y a quien le inventan mentiras tan burdas como que tiene almacenada la producciòn mundial de oro equivalente a dos años.¿no se te ocurre pensar e imaginar cuàntas otras cosas no comprobadas pueden haberle inventado para desprestigiarlo?

=/ enzo /= dijo...

Cristián, puedo sentir un poco de frustración con respecto a estos escándalos que empañan de cierta manera a los gobiernos de la concertación, no por ello voy a dejar de pensar en todo lo bueno que si han tenido estos gobiernos. Es lo mismo que le ocurre a todos los que siguen defendiendo ciegamente al tirano. No puedo imaginar que otra cosa podrían invertarle, me basta con la verdad absoluta, y si no está preso es pq la justicia en este país vale hongo. Que piensas de la derecha que se desmarcó hace rato de él pq no les conviene aparecer defendiendo lo indefendible. Todos los subalternos de él están presos y el acaso fue una blanca paloma. En todo caso mi tema no era Pinochet.

zico dijo...

Enzo, tiempo sin verte por mi blog.!
Respecto a tu tema, puede ser que la alternancia no sea la solución para la corrupción de Chile. Pero , te aseguro que la continuidad de la Concertación en el gobierno de ningún modo es la solución.
Saludos.

Cococita dijo...

Concuerdo plenamente con Cristián y Zico... pero debo agregar que lo que dices que la derecha trata de sacar ventaja te diré que es al contrario... escandalo que se destapa sea de corrupción o no en la concertación de inmediato destapan un invento sobre Pinochet o su gobierno militar... o no???
La última proeza.... los inexistentes lingotes de oro!!!!
Así nadie puede.

=/ enzo /= dijo...

Cococita
Me da verguenza pq lo que tu dices es la pura y santa verdad, cada vez que tenemos un escándalo sale a relucir algo del tirano, pero esta cuestión de los lingotes de oro se pasaron, fue tan grotesco, que ahora pareciera que el viejo no se ha robado nada, y perdóname, tiene una fortuna de U$17 millones
que no ha logrado justificar.
Saludos para tí y eres bienvenida.

mario osava dijo...

La alternancia en el poder no es condición para la existencia de una verdadera democracia, siendo una cuestión distinta el que - en el actual esquema - ella sea la forma de solucionar los efectos no deseados derivados de prolongadas administraciones. Así las cosas, parece ser que el camino correcto para eliminar tales anomalías no es esperar a que la mayoría opte por un cambio, sino que la solución se encuentra en legislar sobre la materia.

luis alberto dijo...

Grande Presidenta: Encuesta Cerc le entrega nada menos que un 59% de aprobación a su gestión y Chile se ubica en lugar 20 del ranking de los países menos corruptos. Estos son claras señales de que la gente entiende que Michelle y su gobierno van por buen camino. Unos pocos políticos corruptos no pueden ni deben empañar la gestión presidencial. Orgullosos estamos de usted Presidenta.

=/ enzo /= dijo...

Daniel
Gracias por tu aporte. Siempre tus comentarios se enmarcan en seriedad y fundamentos.

Anibal
Importante tu opinión, agradezco tu presencia.

Zico
Gracias por tu visita y ya te la devolví.

Mario
Gracias por el aporte a este blog.

Luis Alberto.
Estamos de acuerdo.

Cristián y Cococita
Merecieron comentario aparte.

Roberto Cox dijo...

Por lo visto, tu eres de la tendencia: "Como ellos los hicieron, hagámoslo nosotros tb"...

Q imbecilidad más grande...
Hablar de corrucpión durante la Concertación y sacar a relucir un gobierno que terminó hace 16 años.
Hablar de corrupción e inventar lingotes de oro que nunca existieron.
Dices que el escándalo fue "grotesco"... esa palabra queda chica ante los mismos de siempre que tratan de pasar la pelota pa la otra vereda.

La Concertación tendrá cosas buenas, pero como chilenos no podemos dejar que nos saquen plata delante de nuestras narices.

=/ enzo /= dijo...

Roberto
Al parecer no entendiste para nada lo que yo planteo.
En ninguna parte de mi post he justificado la corrupción, para nada, la rechazo en forma categórica, por lo tanto no entiendo tus palabras: "Como ellos los hicieron, hagámoslo nosotros tb"....
Si te puedes dar cuenta el afiche dice NO A LA CORRUPCION.
Reconocí, por un comentario que me dejó COCOCITA, que cada vez que existe un hecho que empaña al gobierno aparece el tirano de por medio y le inventaron algo grotesco como la cuestión de los lingotes, haciendo aparecer ahora como que el tirano no se ha robado nada.
Mi tema era LA ALTERNANCIA EN EL PODER y si esta es la solución para la corrupción. Encontré necesario hacer referencia a la dictadura y al apoyo de la derecha, los mismos que pregonan la alternancia. NO ESTOY MEZCLANDO LAS COSAS COMO TU. No estoy justificando la corrupción actual con la dictadura de hace 16 años, solo hice ver con que moral la derecha da cátedras de incorruptabilidad, y plantea la alternancia para su solución, entre otras cosas.
Agradezco tu opinión, pq estas discusiones enriquecen y este es el objetivo de este blog.

cristian dijo...

A la fecha de hoy (y esto puede variar día a día, como nos demuestra la realidad de los ultimos días)hay 4 nuevos frentes de corrupción concertacionista abiertos en Chile:
1. Chiledeportes y el caso Girardi
2. INDAP VI Región y asignación de Bonos de Producción Agrícola Familiar de $ 100.000(de los cuales, un 5.65% llegó a manos de agricultores)
3. SERNAPESCA
4. PGE V Región y FOSAC (Planes de absorción de Cesantía), con 2200 beneficiarios cuyos nombres no coinciden con el RUT y otros 21 mil sin RUT registrado

¿Cuántos escándalos más surgirán a la luz durante los próximos días?
(www.mercuriovalpo.cl de hoy 11/11)

Daniel Urrutia dijo...

Creo que la alternancia en el poder puede ser una vía para mantener la corrupcion alejada de nuestro pais. Sin embargo, no es el unico medio. Como dices tu, la (buena) democracia es otra arma importante. Pero cada vez mas los politicos me desilucionan mas. No existen autocriticas, y todo hecho reprochable que tiene un sector culpan al bando contrario. Esa no es la manera para ir creciendo, creo yo.
Saludos

=/ enzo /= dijo...

Cristán
Que sacas con hacerme una lista si yo estoy al tanto de todo. Me informo igual que tú. Me lo dices como si yo estuviera justificando la corrupción. Por lo menos tú, yo y muchos de nosotros podemos denunciar estos hechos, eso es parte de la democracia. Pienso que hay que escuchar a la Presidenta, ella está proponiendo una solución y necesita a la derecha, para que entre todos busquemos una solución definitiva a este flagelo.

=/ enzo /= dijo...

Hola Daniel
Que bueno que estés por acá, bienvenido y bienvenidas tus opiniones. Perfeccionar la democracia es un camino, pero no el único. Podemos seguir haciendo listas de corrupción de este gobierno o de la dictadura de derecha, pero como tú dices, no es el camino. Creo que la Presidenta está proponiendo algo mas que interesante y para ello requiere el respaldo de la derecha y entre todos buscar una solución a este flagelo corruptivo.

cristian dijo...

Enzo, el problema es de credibilidad. El "estadista" Lagos también, con apoyo de la Alianza, diseñó una grandilocuente política de transparencia y modernización de la administración pública, tras los grandes casos de corrupción que su gobierno sufrió en 2002-03, pero, a la hora de las elecciones, como podemos ver, se pasó dicha política de transparencia por donde tú imaginarás.
También el dijo "Caiga quien caiga", y en realidad, varios de los involucrados cayeron en suculentas embajadas poco vistosas.Cuatro años después, el único resultado concreto de ese "Caiga quien caiga" fue el nombre del programa de Megavisión, CQC.
Así es que, estimado Enzo, este es un problema de credibilidad. No le creo a esta presidenta ni a sus buenas intenciones, ni a su caiga quien caiga, porque detrás de ella están las mismas personas que hace 4 años. Es como el cuento de Pedrito y el lobo.
Aunque diga de corazón que ahora sí viene el lobo, es difícil creerle.

pato dijo...

Perdón , pero no me había dado cuenta de este blog , aquí estaré .