06 diciembre 2006

América sigue Girando a la Izquierda


Tras el triunfo de Chávez y comenzando con la victoria de Michelle Bachelet en enero, América Latina cierra un año de importantes elecciones presidenciales. Los resultados confirman la tendencia del regreso de la izquierda al poder, la disputa ideológica y cultural al interior de ella entre socialistas moderados y aquellos mas bién populistas y la superviviencia de casos exepcionales como Colombia y México.
Mario Vargas Llosa, denominó "Prehistórica" a la izquierda representada por Evo Morales y Hugo Chávez, y de una izquierda Moderada y Moderna a la de Kishner en Argentina, y la de Michelle Bachelet en Chile, vale decir en diversos matices el reconoce la existencia del socialismo en Latinoamérica, un giro importante que ha sido advertido en Europa, visto con moderación por algunos como Zapatero y con preocupación por los países nórdicos, y los aliados de la América de Bush tan militarista e intervencionista.
Lo expresado por Vargas Llosa es acertado en gran parte, especialmente cuando de Hugo Chávez y su revolución bolivariana se refiere, pues de socialista no tiene mucho en verdad y de populista y clientelista bastante, hasta para exportarla vía Humala a Perú, por ejemplo.
Cualquier persona con dos dedos de frente vería que lo propuesto por Chávez no está cercano siquiera a una revolución social en beneficio de la salud, educación, sino en buscar vía el populismo fácil financiado por el petróleo su continuidad por 30 años en el poder, en una especie de dictablanda; lo claro es que Vargas Llosa advierte esa posición que considera prehistórica y fuera de tiempo, quizás por la cercanía de Chávez con Fidel Castro y en mi interpretación Chávez busca en Fidel un marketing ideológico, dado que el no lo tiene y como todo personaje que quiere perpetuarse en el poder necesita algún sustento para vender ideas al pueblo.
Es así que la reelección de Chávez que no fue con fraude se debió a un clientelismo político de una población que ya vivió otros gobiernos "democráticos" y que con riquezas y todo, no les dió nada, sino corrupción generalizada y latrocinios, y quien pierde finalmente es el pueblo pues un gobierno clientelista no deja desarrollo, no deja raíces sólidas para un futuro prometedor. El estilo prehistórico de Chávez y el del pueblo que los sigue, nos dicen que hay problemas mayores que la pobreza, y esto es una inmadurez política en la población que debe ser trabajada para evitar estas burbujas y sueños de opio, con un despertar incierto.

Incierto también es el despertar de Cuba, de un sueño socialista, con claros avances en educación y salud, pero con un costo enorme en la libertad y los derechos humanos, muy sacrificado ha sido este sueño de solidaridad, este sueño del Che Guevara que nutre a las continuas generaciones, y los resultados llaman a una reforma al estilo de la China Comunista, una apertura al mercado gradualmente, sin dejar las prestaciones solidarias y los avances obtenidos, solo así con libertad económica y buena educación, y salud, Cuba podrá lenta e inexorablemente despertar no a la Cuba de los Casinos, la prostitución y la mafia de los 60`s, sino a la Cuba deslumbrante considerada la perla del Caribe. Los llamados de diálogo de Raúl Castro ante la inminente muerte de su hermano Fidel, irían en ese sentido, una reforma gradual, sin muertes , sin corrupción al estilo ruso, podría beneficiar a muchos cubanos, y ser un ejemplo para Latinoamérica que un capitalismo es posible sin dejar de lado la solidaridad que tantos años cultivaron.Todos sabemos que sin Castro, Chávez no tiene peso ideológico, simplemente tendrá que moderarse, y acercarse a las propuestas de Lula, Bachelet y Kishner.

La victoria de Ortega en Nicaragua, en otros tiempos haría pensar en un retroceso, pero el Ortega de hoy es más moderado. Si bien está cerca de Fidel, su comportamiento de hoy se tendrá que moderar para poder convivir con el mundo, y será finalmente una social democracia, hacia donde gira Latinoamérica, y lo que ocurra allí será el laboratorio para la región, si se logra un éxito, podremos decir que el socialismo en Latinoamérica ha llegado y está empezando a madurar, y si la intervención de los Americanos interrumpe este proceso natural, volveremos a los tiranos y genocidas que si son los "Prehistóricos".

En Ecuador, la reciente victoria del izquierdista Rafael Correa en segunda vuelta fue contundente, y no producto de un apoyo de Chávez, el olfato de Correa lo llevó a tomar distancias prudentes de éste, avisorando que Chávez tendrá que moderarse ante la inminente partida al más allá de Castro. Lo que si es claro en Ecuador es que la izquierda moderada habrá obtenido el poder, y tendrá en el continente socios ideológicos con quienes conversar, lo cual en política internacional es importante. Esta victoria dará mayor tranquilidad a la región siempre y cuando el gobierno Ecuatoriano tome las medidas pragmáticas necesarias al estilo de Lula y Kishner.

El otro prehistórico que menciona Vargas Llosa es Evo Morales, a pesar de sus errores, este ha demostrado destreza internacional al posicionar su imagen incluso en un tema tan sensible como el del petróleo y el gas, incluso hoy está limando asperezas con las empresas Brasileñas, y Españolas, claro está gracias al precio de los hidrocarburos, por lo cual su temeridad fue acertada si la hizo midiendo las consecuencias con las variables a favor que tenía, incluso las mineras están dispuestas a negociar hoy en día, gracias a los precios de los minerales, ¿y esa es la Prehistoria que comenta Vargas Llosa?, no es así, que sus amigos de Repsol, y de las Empresas Españolas estén con las barbas en remojo, no quiere decir que exigir un justo aporte y poner orden tanto saqueo y latrocinio sea algo prehistórico, los regímenes de propiedad de los recursos naturales varían, lo que no debe variar es el valor de los negocios. Si este "valor" se basa en saquear a casi cero costo y vender alto, entonces eso no es libertad, eso es imperialismo, es saqueo vil y descarado. Y eso es lo que se trata de corregir en Bolivia, claro está no estoy de acuerdo con que se nacionalicen las plantas de procesamiento, pero si la propiedad de los recursos por las cuales deben pagar las transnacionales a un precio justo y competitivo. La reforma de la propiedad de la tierra y agraria planteada por Morales es otro acierto, a pesar que a los terratenientes, les afecta en carne propia, es una medida justa, pues la tierra y su posesión desmedida e inútil, es una causa de los abusos en la población rural desde siempre. Como está renaciendo entre los círculos de poder y ricos nuevos en Europa la cultura aristocrática y feudal, quizás Vargas Llosa considere que abolir un régimen casi feudal de tierras es "Prehistórico" y su punto de vista al respecto es lo "Moderno"; felizmente el reconoció que como político no tiene capacidad más si como escritor, en eso lo apoyo a rabiar. Ni intervencionismo, ni apoyo desmedido a Morales, el es inteligente y verá en el tiempo que el camino es el de moderar su camino al socialismo, y formar parte del nuevo eje latinoamericano y mirar al futuro en vez de las pérdidas y traiciones del pasado, y olvidando las Guerras, se conformara un polo de desarrollo Bolivia-Chile-Argentina-Brasil, con autonomía energética y con amplias posibilidades.


Y por supuesto el caso chileno con Michelle Bachelet a la cabeza, una estadista con gran pasión por un socialismo moderno, al estilo europeo, en un país que para su bicentenario espera estar en el primer mundo, una muestra de la madurez de los pueblos es que a pesar que el socialismo nos muestre gastos enormes, intervencionismo estatal, subsidios, etc; el pueblo puede ser totalmente consciente que en el poder los socialistas tendrán que mirar la caja fiscal, tenerla sana, con medidas que fomenten el mercado, porque de allí se obtienen impuestos, pero sin descuidar su razón de ser la solidaridad. Esta es la visión que Vargas Llosa considera la correcta para un socialismo en Latinoamérica, pues está dando resultados.

En los gigantes del Sur, está Argentina, un país en escombros, es lo que recibió Nestor Kishner, un país sumido en la miseria, el país que fue el más rico del mundo al iniciar el siglo XX, era solo dolor y vacío al iniciar el Siglo XXI, pero Kishner con medidas pragmáticas, duras, ha devuelto la esperanza a este país, y la recuperación ha sido realmente asombrosa, tanto así que Argentina en solo 5 años ha pagado su deuda externa con el FMI, y ahora con la libertad que tienes estas trabas, puede despertar a un camino de reconstrucción, de esperanza, de exportación y de revaloración de esa marca internacional llamada "Argentina". La mejora en los servicios al cliente, al turista, el no trato con afán de sentirse divos ante los extranjeros, es una muestra que el pueblo aprendió la lección de la historia, y es su responsabilidad madurar para seguir el camino del desarrollo. El futuro de Argentina es excelente dado que ha sido visto como objetivo para maquilas de empresas de alta tecnología, y junto a Chile se proyecta como uno de los líderes tecnológicos de la Región. Esa visión de Kishner no es prehistórica, es pragmática y con rostro social, un ejemplo a seguir.

El caso más saltante en el socialismo moderno y pragmático de la región es Brasil, con Lula a la cabeza, reelecto este año, como muestra que el subcontinente es en estos momentos socialista, muestra un país con enormes problemas sociales, con continuos gobiernos presa de la corrupción en la que el querido líder sindical y eterno postulante a la presidencia, incluso estuvo envuelto, porque un ambiente podrido corrompe, pero nadie puede dudar de su intención de cambio, Brasil con él a pesar de sus problemas ha logrado reducir la pobreza enormemente, y esto le ha dado un apoyo sólido porque la experiencia con los neoliberales que robaban y al pueblo nada, los hizo abrir los ojos. El gran reto de Brasil, con Lula es despegarse de ese estigma de país gigante con enormes riquezas y gente, y dormido en la historia. Es un país que tiene cultura, marca propia "Brasil", tecnología y no despega como se debe. La esperanza es que otro gigante eternamente dormido despertó hace unos años y hoy se proyecta en menos de 10 años como la primera potencia mundial, "China". El reto de Lula es seguir esa experiencia sin abandonar su sueño socialista, su carácter moderado y pragmático lo ayuda, su autosuficiencia y falta de aliados estratégicos es su carencia mayor. Brasil junto a Chile son países que prácticamente están en camino de cerrar toda deuda con el FMI, y por tanto tendrán libertad de acción, pues la verdadera independencia nace de la libertad económica.

Del otro lado tenemos a los países que siguen al pie de la letra los dictados del FMI, que en vez de limpiar su deuda externa han venido engordándola año a año a través de los famosos bonos soberanos, los gobiernos de Perú y Colombia, curiosamente países muy vinculados si lo vemos desde la óptica de Washington, que los ven como exportadores de estupefacientes al primer mundo, con gobiernos neoliberales, abiertos al mercado, a la "democracia", pero con pueblos sumidos en la miseria, con ricos, nuevos ricos, pero con una diferencia entre la clase gobernante y los pobres y miserables tan indignante como indignante es la expresión de "Prehistótoricos" de Vargas Llosa a los socialistas, sin calificar debidamente a quienes saquean su país en complicidad con las transnacionales sin siquiera dar beneficios a su pueblo. Lo propuesto por Colombia y Perú si bien sigue lineamientos que aplaudirían algunos liberales, no es un verdadero liberalismo, es un imperialismo de las transnacionales, enmascarado en democracia y libertad, es un conjunto de leyes que apoyan el saqueo, castigan al informal al verdadero campeón de la libertad porque el sueño americano no surgió en base a impuestos y leyes abusivas, sino en base a la informalidad inicial a la iniciativa ciudadana, y al apoyo a la formalización posterior.

13 comentarios:

daniel eysette dijo...

De que la izquierda está ganando terreno en América Latina es algo que nadie puede discutir. El socialismo o la social democracia irrumpe de lleno en esta América que no reniega del modelo liberal de mercado pero rescatando el énfasis en la cuestión social y cierto distanciamiento del yugo norteamericano. Me gusta el análisis que haces de la forma que Evo Morales hace frente al saqueo de las transnacionales y la forma como les raya el terreno, y sin duda si Vargas Llosa llama prehistórico esta forma de socialismo, mejor que se dedique a ser escritor por que como analista político le queda ancha la camisa.
Saludos cordiales.

rodrigodq dijo...

Cuando se habla de que la izquierda está ganando terreno en América hay que distinguir que se trata de una nueva izquierda, la que se apega a las libertades, al mercado con apego a la cuestión social, alejando cualquier vínculo con el modelo fracasado que impera por ejemplo aún en Cuba. Además hay que distinguir entre socialismo moderado como el de Bachelet, Lula, Tabaré Vasquez y otros, de aquellos más populistas y extremos como el de Chávez y Morales y tal vez Ortega, y que Vargas Llosa califica, en forma equivocada, de prehistóricos, por el sólo hecho de enfrentar el poder de las transnacionales, a Bush y fomentar cambios drásticos al modelo de mercado. Lo que está claro es que la derecha conservadora pierde terreno a manos de gobiernos socialistas que al parecer utilizan mucho mejor las ideas liberadoras de mercado.
Muy bueno el análisis que hiciste.
Un abrazo.

Javier Bazán dijo...

Tu comentario es demasiado benevolente.
Los europeos llegaron a donde están, porque tuvieron primero cien años de capitalismo. Ello mejoró el nivel de vida de ellos.
El problema de los socialista latinoamericanos, es que se quieren saltar la primera parte, y llegar de la nada a los standares europeos. El resultado es que africanizan sus pueblos.
Bachelet no es ningún estadistica, ni Lagos, ni Frei, ni el ambiguo de Alywin.

Javier Bazán dijo...

Otra cosa es que los pueblos de América Latina no prósperan, es que no respetan el derecho a la propiedad privada ni dejan a sus conciudadanos explotar los recursos naturlares.
Un pobre que encuentra petroleo en USA, es rico, y en América Latina el pobre que encuentra petroleo, la riqueza se la lleva el estado.
Eres bastante prehistórico Enzo.
Kircher como Allende quiere eliminar el mercado. Por eso los inversionistas no van para allá, y sí a Chile

luis alberto dijo...

Este señor Javier Bazán si que es prehistórico, por que comparar a Kirchner con Allende, es comparar a Pinochet con Hitler, osea nada que ver.
Tan prehistórico es que asegura que si un pobre encuentra petroleo, la riqueza se la lleva el estado, y es tan ciego que no se dá cuenta que ni siquiera el estado (osea los latinos) se quedan con el oro negro sino probablemente una transnacional yanqui o española a precio menos que huevo y dejando las migas para todos nosotros. Eso es lo que hizo Evo Morales al recuperar el patrimonio para los bolivianos y lo que alguna vez hicimos con nuestro cobre.
Además de prehistórico peca de ignorante al afirmar que los inversionistas no van a la Argentina por que Kirchner quiere "eliminar el mercado". La inversión extranjera en Argentina ha crecido a niveles de ir doblando al año anterior, desde el año 2003 (diario Clarín de Argentina, buscar inversión extranjera) La izquierda socialista está tomando lo mejor de las herramientas del modelo capitalista, pero con las correcciones necesarias para hacerlo menos cruel, osea con políticas sociales fuertes, y todo esto parece que a los señores Bazán les molesta demasiado.
Ahora afirmar que Bachelet, ni Lagos, Ni Frei, Ni Aylwin (así se escribe) no son estadistas, es como negar que su Pinochet no es ladrón ni asesino.

=/ enzo /= dijo...

Estaba preparando una respuesta, pero gracias Luis Alberto, recojo cada una de tus palabras y las hago propias.
Saludos.

cristian dijo...

¿Quién realmente divide a los chilenos?
Te invito a ver simplemente lo que los hechos demuestran, fríamente, en mi ultimo post.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

De entrada, desmiento el giro a la Izquierda que acusas en Latinoamérica...la Derecha ganó en México y arrasó en Colombia. Además, hay que diferenciar de una Izquierda más pragmática donde están Lula, Michelle, García y Vásquez; y una más revolucionaria donde están Chávez, Kirchner y Morales.

Es el giro que ya se dio hace 25 años en Europa con gente como Miterrand, Felipe González y Romano Prodi.

Me parece aún prematuro hablar de una apertura en Cuba...sobre todo, porque Fidel aún está vivo por muy delicado de salud que esté. Tampoco estoy de acuerdo en que la influencia de Chávez se deba a la inspiración de su par cubano...básicamente, ha contado con el alto precio del petróleo que le permite disponer de una buena caja de fondos.

Lo de Evo Morales...a ver, es complejo porque si bien llegaron a éxito las negociaciones con las petroleras extranjeras, se hizo bajo presiones muy fuertes.

Y no estoy convencido de la necesidad de formar un polo de desarrollo entre países del subcontinente; no mientras se adquieran compromisos que después son ignorados de forma flagrante, como el populista de Kirchner quien, ciertamente, ha devuelto algo de brillo a la economía argentina pero sobre la base débil de subsidios para todo.

Hay que llegar a un Sistema de Libre Mercado pero con conciencia social...con principios. Saludos cordiales.

Koke dijo...

La izquierda Latinoamericana no es más que clientelismo y populismo, que no crea más que satisfacciones pasajeras y nada más. Recojo las apreciaciones de Javier Bazán en el sentido de que los líderes se están saltando el libro de reglas, y es por eso que la región pasó de ser una promesa a ser olvidada en una década.

natalia dijo...

No entiendo mucho estos temas, pero creo que lo que escribes, lo escribes muy bién.
Besitos.

natalia dijo...

¿se puede girar a la izquierda cuando todo lo que conozco siempre gira hacia la derecha?

Hugo Denis dijo...

A mí Chávez me recuerda por momentos a ciertos caudillos que hubo en España, salvando las distancias. Aún con todo, pienso que tiene buenas ideas (algunas). Me atrevo a decir que sus ideas están más cercanas al fascismo de la falange de José Antonio Primo de Rivera. Una ideología anticapitalista y del lado de las clases populares, como fue realmente el fascismo primigenio.

Cococita dijo...

Me sumo totalmente a lo dicho por Javier Bazán Y Koke, así que poco o nada puedo agregar al respecto.
Pienso igual.
Un abrazo.