26 febrero 2007

Transantiago para Siempre

Transantiago es sin lugar a dudas el proyecto más ambicioso y renovador que se recuerde en Chile. Destinado a cambiar por completo la organización del transporte colectivo existente en la urbe, Transantiago comenzó a operar en una primera etapa desde octubre de 2005, siendo completada el 10 de febrero de 2007, fecha en que se realizó la transición definitiva al nuevo sistema.
Transantiago reformó por completo la malla de recorridos de las antiguas micros amarillas diseñando un sistema basado en el uso de servicios alimentadores y troncales, en conjunto con el Metro de Santiago. Para ello, se desarrolló una enorme inversión en infraestructura y flota vehicular, y además se estableció el uso de una tarjeta inteligente con el fin de establecer un sistema tarifario integrado.
Y claro, un tremendo proyecto como este sin dudas que iba a provocar problemas, dado que revolucionaría por completo la forma de vivir y de trasladarse por la ciudad de miles de santiaguinos.
Sin duda que faltó más y mejor información para todos los usuarios. Pero esta existió, de hecho a mi casa me llegó todo un set explicativo, con mapa incluído. Para los que realmente se interesaron en el tema, uno podía aprender cual era el recorrido que tenía que hacer.
Estaba de vacaciones cuando se lanzó oficialmente el Transantiago, y por las imágenes que uno vió, debo reconocer que fue un caos, sobretodo la primera semana, más que nada porque fallaron casi todos los actores importantes: operadores externos que manejaban la tarjeta de pago, las empresas de buses, la falta de información, y también del público, dado que muchos no tenían idea de cómo debían trasladarse a sus trabajos o estudios.
Pero todo tiende a normalizarse. Las aglomeraciones que se producen por falta de buses se está solucionando a medida que se detectan las fallas. La tarjeta bip por fin está funcionando y la gente poca estudiosa del tema se ha visto obligada a informarse para sacar mejor provecho del sistema.
Lo que es inaceptable, es que la oposición, en especial la UDI, pretenda sacar dividendos políticos de esta situación, encontrando absolutamente todo malo, y negando la verdadera importancia que tiene este proyecto para la ciudad, y que el sistema antiguo de transporte estaba hace mucho tiempo colapsado. Pero esta conducta no le traerá dividendos a la oposición. Creo si que le traerá una baja de puntos importante al gobierno en la próxima encuesta que se haga. Pero esto es previsible, dado que a todos nos ha afectado en alguna manera este gran proyecto.
De vuelta a Santiago pude constatar personalmente como ha cambiado esta ciudad. La Alameda llena de micros la aprecié despejada como nunca, sin aglomeraciones en los paraderos, con gente más relajada y tranquila. Tomé el bus alimentador, y llegué al Metro. De vuelta utilicé el troncal, y no tuve ningún problema. Aunque debo reconocer que la prueba de fuego será marzo con el regreso a clases de miles de estudiantes y el metro ya está casi a plena capacidad en las horas de punta. Pero es gratificante que por fin tengamos una ciudad más amable para todos y menos contaminante.

28 comentarios:

= / enzo /= dijo...

Agradezco sus visitas durante mi ausencia.
Devolveré cada una de sus amables visitas.
Agradezco que se acuerden nuevamente de visitar mi blog.
Bienvenidos.

luis alberto dijo...

Largas tus vacaciones y de regreso a este Transantiago que de a poco como tu dices se va normalizando.
Un gran proyecto del que disfrutaremos para siempre y que tenía que funcionar. Da lata como medios de derecha o políticos cerrados que solo destacan lo negativo. Si aunamos voluntades y empujamos todos para el mismo lado esto tiene que funcionar.
Un abrazo.

felipe dijo...

Que la tarjeta no funciona,
que la micro no pasa,
que no tengo idea que combinaciones hacer para llegar,
etc, etc, etc
todo esto no es culpa del Transantiago.
Los operadores externos hagan su trabajo y no atornillen al revés y que la gente ¡se aprenda los recorridos por la mierda!
saludos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

No sé si el más renovador o ambicioso de la Historia...pero cae en esos parámetros dentro de los últimos diez o quince años.

Es cierto que hay inversiones que aún tomarán su tiempo, pero se puede decir con orgullo que la capital de la República habrá hecho una modificación importante del estilo de vida de sus ciudadanos, para bien, pensando en el Bicentenario.

¿Y qué más podías esperar de Moreira, Enzo? Me pregunto cuántos años lleva movilizándose en transporte público el "honorable". Te felicito por esta columna; sería más "popular" hablar pestes en contra de las buenas ideas para el aplauso fácil, pero has optado por decir las cosas como son. Saludos cordiales y me alegro por tu regreso.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Yo de nuevo...le he dejado tarea en mi Blog para que pase por allá y la recoja. Saludos.

rodrigodq dijo...

Yo también pienso que el Transantiago empezó muy mal, pero tiende a normalizarse rápidamente. Existe aún mucha gente que está disconforme, sobretodo en los estratos mas pobres y que le traerá consecuencias al gobierno en cuanto a su popularidad, pero todo será pasajero, de esi estoy seguro igual que tú.
Saludos.

fernando candia dijo...

Yo tengo que ser unos de los pocos que me he visto beneficiado con el Transtgo, pues tengo un recorrido a unas dos cuadras de donde vivo y que antes no existía y que me acerca al metro.
En todo caso solidarizo con todos aquellos que se han visto perjudicados, pero tengo confianza en que serán solucionados los problemas mas temprano que tarde.
Un abrazo y que bueno tenerte de vuelta.

Javier Bazán dijo...

No creo que sea un logro que las personas en el metro viajen como sardinas enlatadas.

Anónimo dijo...

¿ En qué mundo vives, Enzo?
estás viviendo en el extranjero, parece.

= / enzo /= dijo...

Luis Alberto
Hola gran amigo. De los políticos de derecha se puede esperar cualquier cosa. Es tanta la ansia de poder que tienen que están dispuesto a todo-

Felipe
Tienes toda la razón, eso no es culpa del Transantiago.

Luis A. Bello
Te agradezco tus palabras hacia mi persona, y eres bienvenido siempre para dejar tus opiniones aquí en mi página.
Saludos

Rodrigo
Estimado amigo tb considero que es el sector mas popular el que está sufriendo las mayores consecuencias, pero a medida que se adopten las correciones todo cambiará.
Un abrazo.

= / enzo /= dijo...

Fernando
Que bueno. Sabes he recogido muchas opiniones como las tuyas que me hacen ver mas el lado positivo de todo esto.
Un abrazo.

Javier
Estoy de acuerdo en que no es grato viajar como "sardina", pero tu sabes que el metro practicamente está trabajando a capacidad plena en las horas puntas., y por lo menos acá tengo la seguridad que el metro si pasa.

Anónimo
No cuesta nada dejar un nombre para identificar los comentarios, hay varios que así lo hacen en mi blog. Gracias.

eitan dijo...

Malazo el transantiago hasta el momento, pero va mejorando de a poco.
y no me vengas a decir que encuentro todo malo.
Saludos.

eitan dijo...

RTX 21.30

Damian dijo...

El comentario de ustedes, con tal de dejar bien parada a la Concertación, es una burla hacia la gente que debe caminar varias cuadras para encontrar un paradero, esperar horas para que pase una micro con espacio, llegar a su casa muy de noche por la espera, corriendo riesgo de ser asaltada. Es una burla para la gente que viaja hacinada y apretujada en micros y metro, con una calidad de vida que sólo la improvisación de la Concertación puede entregar.
Más encima, ¿qué opinan del informe que se le entregó al Ministerio por parte de la Consultora de prestigio internacional Steer Davies, que preveía las complicaciones del Transantiago así como estaba, en mayo de 2006, a la que el gobierno no hizo caso y que el ministro primero negó, y luego tuvo que aceptar (ante las pruebas contundentes) haber conocido?
¿Cómo se llama eso, sino improvisación?
Y no es la primera de parte del gobierno.
El Transantiago podría llegar a ser una gran solución para Santiago, pero en manos confiables. Y estas no son, precisamente, las de la Concertación.
Dejen de chipar medias a un gobierno que ha demostrado ser, desde hace rato, como las weas...

Koke dijo...

No sé si me da pena o risa que muchos escondan las falencias del plan en el hecho que hay menos congestión o menos contaminación, cuando el objetivo principal es TRANSPORTAR a la gente de manera rápida, cómoda y segura. Este último punto no se ha cumplido para nada y es de esperar que el gobierno acelere las mejoras al sistema, sobretodo después de una tremenda improvisación.

Con respecto a la oposición estoy a favor que ésta se dedique a vislumbrar las falencias y errores de un sistema que tuvo AÑOS de preparación para terminar en improvisaciones. Por otro lado, la oposición ha entregado muchas propuestas para mejorar las cosas, pero el atraso en la terminación total del sistema hace imposible que las medidas sean llevadas a cabo.

El más socialista de los programas de transporte del mundo, le ha cambiado la vida a los santiaguinos, pero para peor, dando la opción de o subirse al bus y pagar dos o tres veces más de lo acostumbrado, o caminar cuadras y cuadras para llegar tarde al trabajo y perderlo.

Saludos.

= / enzo /= dijo...

Koke
La verdad es que el Transantiago si está cumpliendo con el objetivo de TRANSPORTAR. La gente que trabaja conmigo tuvieron algunos problemas al principio, pero hoy se transportan sin problemas, incluso en menos tiempo algunos. Converso con tíos, primos y amigos y todos coinciden en que al principio fue todo difícil, pero ahora van de un punto a otro sin problemas. Hablé justo hoy día con unos sobrinos y la verdad es que ellos mismos estaban sorprendidos con la facilidad que llegaron a sus colegios, etc. Cuando regresé de vacaciones me sorprendió ver la Alameda despejada de ese enjambre de amarillas que aparecían por miles contaminando con un ruido infernal y siempre vacías. Aprecié los paraderos con gente que esperaba tranquilamente su bus, etc. Claro que no ha funcionado del todo bién, y a medida que se han detectado los focos de problemas se han ido solucionando, modificando recorridos, colocando otros, sacando mas buses, etc. Además que los operadores externos están cumpliendo su parte importante en todo esto y el señor Navarrete por fin está atornillando bién, pues a cualquiera le duelen las multas que están sufriendo. La teoría puede decir una cosa, pero la práctica es diferente, y una vez que estó empezó a andar tenían que aflorar problemas. Yo creo que ni el mas optimista pensó alguna vez que esto funcionaría ok desde el minuto cero. Incluso muchos opositores están felices con todo esto y tener mas pretextos para criticar al gobierno, y hacen ver a la gente que este proyecto no sirve. Insisto, hacer leña del árbol caído no le ha traído dividendos, ni le traerá a la oposición.

= / enzo /= dijo...

Damián
Puedes leer el comentario que le hice al estimado de Koke, pues a tí te puedo contestar lo mismo.

Damián dijo...

¿ Y que opinan de la gigantesca hoja de reclamos contra el Transantiago que se está escribiendo, a notable velocidad de crecimiento, en el Paseo Ahumada? ¿Creen que sólo son intereses políticos los que mueven a reclamar, o no les cabe en la cabeza que la gente reclama por un sistema mal organizado por este gobierno, uno más?
Menos mal que la UDI creó un numero 800 para que la gente afectada pueda dar aconocer sus problemas puntuales en relación con su transporte ¿por qué al gobierno no se le ha ocurrido hacer algo igual?
¿tiene miedo de reconocer su fracaso de planificación?

= / enzo /= dijo...

Damian
No voy a negar que hubo falta de previsión, de planificación, etc, pero que quieres?
que el gobierno diga: saben esto no funcionó volvamos a las amarillas. Bienvenido todos los 800 que quieran y arreglemos entre todos lo que falta para que este gran proyecto funcione. Atornillando todos para el lado correcto vamos a cooperar de verdad.
Te cuento que en conjunto con el presidente de la junta de vecinos y la municipalidad conseguimos modificar un recorrido y colocar otro en la comuna, creo que este es el camino de una verdadera cooperación.
Dejémonos de criticar por criticar.
En todo caso agradezco tu comentario.

Catalina Urzua dijo...

Sin duda con el Transantiago van a haber problemas y muchos, en un largo proceso de cambio y adaptación, pero no puede ser de otra manera. La mayoría de las grandes inversiones que reportan grandes beneficios traen consigo grandes riesgos y costos. Esta vez estamos hablando de un proyecto a escala metropolitana con beneficios a la misma escala, entonces claramente que los problemas no serán menores. Todos tendremos que asumir los costos, desde los usuarios que cruzan la ciudad en buses no tan comodos como esperaban, los empleadores que verán como llega su gente con retraso y los automovilistas que tendrán más congestión que la habitual, al menos en un inicio. Pero si en realidad queremos vivir en una mejor ciudad, tendremos que acostumbrarnos a hacer esfuerzos porque así sea.

Saludos

Catalina Urzua dijo...

El Transantiago, a mi parecer, es un proyecto emblemático que servirá para muchas cosas además de mejorar la calidad del transporte en la ciudad, también servirá para darnos cuenta que tan preparados estamos los ciudadanos para sacrificarnos por mejorar las condiciones de vida de nuestro entorno cotidiano y en general nos servirá para darnos cuenta que uniendo los esfuerzos de los habitantes de la ciudad, podemos aspirar a grandes logros, como ya se ha hecho en otras ciudades como Bilbao, Bogotá, Curitiba, o tantas otras que han puesto su eje de desarrollo en los proyectos que apuntan a mejorar su caliudad urbana.

anibal gutierrez dijo...

Hola Enzo, estuve de vacaciones al igual que tú y aquí me tienes para comentarte.

Lo único que no comparto hasta ahora ha sido la falta de mano dura por parte del gobierno para con los empresarios y ese lindo afán de boicotear el sistema ((Eso de falta de buses o poca frecuencia en los reccorridos es un suave olor a boicot pero sólo eso por ahora...)).

Hay que tener en mente el siguiente nombre: Manuel Navarrete. Él es uno de los líderes empresarios de las ex micros amarillas ((el otro era Marinakis pero que se bajó)) que más complicaciones ha tenido en la puesta en marcha del sistema. Las zonas que los buses de su empresa deben cubrir han sido los más deficientes.
Para los de mala memoria es bueno recordar que este señor fue el impulsor del bloqueo metropolitano con micros a comienzos del año 2000 durante la presidencia de Lagos lo que le valió un par de días en cana ya que se le aplicó la Ley de Seguridad de Estado. Que no sea extraño que en un futuro muy cercano siga destacando por ineficiencia empresarial...Y después se quejan cuando el ministro del interior va a buscar empresarios europeos para que vengan a ganar dinero...

Hablemos que regularmente solemos hacer las cosas a la chilena y en el camino arreglamos la carga. Somos animales de costumbre y de aquí a unas semanas más todo será normal o un poquito más de lo que es hasta ahora.

El Transantiago es un bonito método para vivir y convivir mejor. Muchos lo critican porque les modificó su vida pero habemos muchos que recién nos estamos acomodando a la ciudad por lo que no es tan grave el cambio. Muchos otros alegan porque ahora tendrán que caminar más pero hay otros tantos que están contentos porque caminarán menos...

Hay que ser justos y hacer un análisis crítico del sistema, es por eso que es buen método aplicar los pros y contras de las nuevas condiciones del transporte capitalino.-

PROS

Aunque todavía la gente no lo vislumbre un gran punto a favor es el orden en la logística del transporte público. Siempre será perfectible-
Mayor seguridad en los microbuses dado que muchos de ellos tienen un sistema de bloqueo en las puertas que sólo le permite poner marcha con las puertas cerradas. Además la velocidad máxima será respetada ((60km/hr y no 90km/hr como lo era con las amarillas)).-
No se permitirán vendedores ambulantes ((Es una de mis favoritas ya que era un nido de delincuentes disfrazados de gente humilde...lo siento mucho pero vi de todo durante mis años de usuario de micros. No eran todos iguales pero hay que cortar por lo sano)).-
Buses más modernos y limpios que implican mejor calidad de vida y menor índices de contaminación.-
Menor cantidad de buses en las calles logrando contribuir en el alivio de congestión ((es increíble ver Independencia, Recoleta o la misma Alameda como si fuera un día de huelga del transporte)).-
Los automovilistas tendremos mejor calidad de manejo por las calles principales teniendo como compañeros de rutas a conductores profesionales que respetan las leyes del tránsito y las normas de buenas costumbres.-
Mejor trato hacia los estudiantes y los ciudadanos en general.-
Los buses no contarán con radio por lo que las cumbias a todo volumen y las aceleradas serán cosas del pasado.-
Aunque aún no se cumple, el nuevo sistema promete olvidar la gente colgando de los buses o ir como borregos apretados en horas puntas.-

CONTRAS
No toda la flota de buses en el Transantiago es nueva ya que se utilizó los mismos microbuses amarillos dentro de sus filas
Los mismos conductores de las micros amarillas se subieron al Transantiago y a muchos de ellos les será difícil sacarse el "chip" de "asesinos en la ruta" y el instinto los llevará a correr y tirar la micro encima de los particulares... ((prejuicioso al fin y al cabo)).-
Los costos, aunque es muy variable, pueden ser superior al antiguo transporte para quienes se dirijan al centro o alguna zona fuera de su sector.
Se dejará una parte de la cultura urbana a un lado con la prohibición de publicitar frases como "Dios es mi copiloto".-

Bueno tal vez te comente algo más adelante.
Saludos, un abrazo.

Andy dijo...

Me gusta tu blog...

Y tu país me encanta. Fui hace un buen tiempo... pero quedé fascinado con la limpieza de las ciudades y la atención y buena voluntad de la gente.

Lo unico que no me gustó (pero me pasa en todos los paises del mundo): los carabineros.-

Un abrazo, hermano.

A.-

danny albert dijo...

Me da la impresión que ustedes todavía tienen temas valóricos que en otros países están mas bién superados. Además que este tema mas que ser valórico, apunta a un tema de salud.
Saludos

sr.urrutia dijo...

Los mediocres de siempre son los que alegan. Esta claro que al Transantiago le falta todavia, pero no hay que olvidarse QUE LLEVA MENOS DE UN MES EN MARCHA, asi que poco a poco la cosa va mejorando. Pero eso no lo ve la Derecha dentro de su campaña de destruccion al Gobierno. Porque creen que van a ser Gobierno si solo critican a la Concertacion y crean "grandes" ideas como una linea 800 para las "victimas de Transantiago"

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Damian: ¿Son confiables las manos de una Derecha que sólo destruye y que, cuando propone, lo hace con un maquillaje tal para disfrazar que son ideas ya puestas en marcha por el Gobierno? De la gigantesca hoja de reclamos...yo demandaría a sus autores por amenazas contra la autoridad ya que alguien identificada como Maritza puso "si algo le pasa a mi hijo de vuelta del colegio, mataré a la Presidenta y al ex-Presidente Lagos". Y en tu ignorancia, desconoces que hay un número 800 para situaciones relacionadas con el Transantiago.

Disculpa, Enzo, que me haya tomado la libertad de responder...pero la falta de conocimiento básico en algunas personas no deja otra opción. Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Han pasado cuantos años y todavìa el revolucionario sistema es una porquerìa,,,

Mario dijo...

2011, y el transantiago sigue siendo una porqueria irregular, aparecen nuevos recorrido funcionan bien hasta que entran los expertos y la joden otra vez, las micros siguen pasando en piños
abundan las micros fuera de servicio y el pasaje sigue subiendo,,,