11 marzo 2008

Zaldívar Presidente del Senado


Adolfo Zaldívar asumirá la presidencia del Senado con los votos de la derecha. Será su momento de gloria. En términos de rango constitucional, se convertirá en la segunda autoridad del país. El 19 de septiembre estará al lado de la Presidenta Michelle Bachelet y los comandantes en jefe de las FFAA presidiendo la Parada.
El ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma dijo que esperaba que Zaldívar supiera comportarse de acuerdo a la dignidad del cargo. Es un buen deseo, además de un mensaje, pero el senador por Aysén tiene una manera conocida de hacer política y seguramente no desperdiciará la oportunidad de ser un protagonista desafiante. Estará obligado a guardar ciertas formas en la relación con La Moneda y las bancadas concertacionistas, pero aprovechará la amplificación que ahora tendrá su voz. Aunque carece de fuerza propia en el Senado (él está solo, junto a otros tres solitarios, en un "comité independiente"), no será un presidente de administración, sino un político beligerante. Atacará con dureza a la coalición gobernante, lo que será la mejor forma de garantizar a sus nuevos aliados que él es confiable.
En los últimos años, Zaldívar se presentó como un crítico de la Concertación desde posiciones supuestamente avanzadas en el terreno social, para lo cual fustigaba a quienes, en su opinión, se dejaban llevar por la lógica del mercado. Sus objeciones al "modelo económico", nunca suficientemente nítidas, se expresaban como rechazo a los grupos económicos e identificación con una especie de nuevo estatismo, muy distante de la línea neoliberal de la Alianza. Sin embargo, ahí lo tenemos ahora, embarcado con la derecha en un acuerdo que sólo se sustenta en los cálculos de poder. Seguramente cree que el astuto es él y que podrá hacer su propio "negocio", pero a la hora de la verdad, su acción será funcional al objetivo de la Alianza de preparar "el asalto final" a La Moneda.
Zaldívar ha contribuido a aclarar el panorama. No podrá presentarse ahora como un defensor consecuente de los principios que lo inspiraron a entrar a la política hace más de 40 años. Para todos los efectos, ha sido cooptado por los adversarios tradicionales de la DC. Respecto del Gobierno de la Presidenta Bachelet, ya no es un quintacolumnista, sino un opositor a cara descubierta.
Cuando Zaldívar fue expulsado de la DC muchos creyeron que él buscaría disputar la representación del ideario socialcristiano ante las bases partidarias, pero su alineamiento con la derecha ahorra la presentación de pruebas en su contra. La directiva de Soledad Alvear debería tener hoy menos dificultades para demostrar que él simplemente se pasó a la vereda del frente.
Se entiende mejor ahora la actitud de Zaldívar en los últimos años, cuando declaraba una y otra vez que la Concertación estaba muerta y hacía todo lo posible para que su profecía se cumpliera. Su deseo íntimo era enterrar a la coalición que ha gobernado exitosamente con Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet.
En todo caso, la DC tiene un duro reto por delante. Necesita probar ante los ciudadanos que mantiene plena vigencia política y posee capacidad de regeneración moral y cultural. Dentro de 7 meses tendrá que demostrarlo en las urnas.
El mismo reto tienen los demás partidos de la Concertación. Frente a una sociedad más crítica y exigente, deben ofrecer evidencias sólidas de que no se han dormido en los laureles del pasado y conservan suficiente sentido autocrítico como para neutralizar las amenazas que derivan de su prolongada permanencia en el Gobierno, entre ellas la posibilidad de ser atrapados por la inercia burocrática de la administración del poder. Lo más grave es, por supuesto, el riesgo de caer en una actitud de dejadez ética, caso en el cual la declinación será inevitable.
Se puede apostar a que Adolfo Zaldívar será candidato presidencial el próximo año. Ha soñado mucho tiempo con esa perspectiva. En la DC no pudo conseguir que lo proclamaran. Hoy, la presidencia del Senado le ofrece una inmejorable plataforma para proyectarse hacia la gran competencia. A la derecha no le preocupará mayormente su postulación, ya que no hay peligro de que le quite votación a Piñera o Lavín; en cambio, puede prestar un precioso servicio al convertirse en otro espolón contra la Concertación y tratar de capturar una parte del electorado de la DC.
En la política están siempre presentes las ambiciones personales. Es parte del paisaje. Lo que se ve mal es el espectáculo de mostrarse dispuesto a casi todo por realizarlas.
Y llegar a ser oxígeno de la derecha, despues de haber sido elegido por los votos de la coalición gobernante peor todavía.
fuente diario La Nacion

29 comentarios:

Mauricio Setti dijo...

Hipócrita-cristiano" le llamaría Neruda al sr. Zaldívar.

Fernando Candia dijo...

El futuro político de Zaldívar tiene sus días contados,
que disfrute su momento.

....a no ser que abrace en forma franca su deseo de formar parte de la Alianza derechista.

anibal gutierrez dijo...

Es un hipócrita con todas sus letras.
El típico lobo vestido de oveja.
Un pobre oportunista, que no pudo realizarse en la Concertación, y ahora busca el aplauso y el palmoteo de la derecha.

Damián dijo...

¿Quièn entiende a Zaldivar?
¿Còmo puede molestarse con la Concertación sólo porque ésta ampara la ideología de la corrupción? ¿còmo molestarse con esta rendidora practica que le ha asegurado los cargos y tantos beneficios a los miembros de la Concertación?

joaquin urrutia dijo...

A Zaldivar no le importan ni la Concertacion ni la Alianza, su interes pasa solo por asegurar su parcela de poder como sea necesario

Aun asi, no creo que vaya a transformarse en el tonto util de la derecha. Al contrario, ahi se nota que esto es solo un acuerdo politico, porque los motivos que dio para alejarse del partido (aparte del tema ese de la corrupcion) no van en la linea de gente como Monckeberg o Carlos Larrain

A proposito de Carlos Larrain, el tipo no descarta a apoyar a Schaulson como candidato a alcalde de Santiago.

airwolf dijo...

Zaldivar fué expulsado de la DC ,por no votar en favor de la modificación de la Ley de presupuestos para inyectar mas recursos al Transantiago.
Soledad Alvear obtuvo así una venganza personal ,por haber boicoteado éste, su pre-candidatura presidencial.


Saludos.

Ricardo Rojas dijo...

Miren donde esta el opositor del modelo? bueno .... esta donde siempre quizo estar,
los Zaldivar son unos ladrones, sinverguenzas devuelvan las coutas de pesca a los pequenos pescadores chilenos que hoy dia no pueden ni alimentar a su familias

Luis Alberto dijo...

Disfrútalo, traidor, mientras dure eso de que te gusta que te llamen "Presidente", pues jamás, ni el fascismo ni la concertación ni la izquierda te votará para presidente de la república. Nadie confía en un maricón del alma. La derecha nunca te pondrá como candidato, tu "odias (aunque puede que sea otro de tus travestismos) el modelo", la concertacion que ayudaste a crear y a hundir menos, la izquierda tiene mas votación que tu corriendo solo. Y si fueras golpista, tampoco eres general: cagaste.

Anónimo dijo...

¡Qué lindo lenguaje el anterior!
¿Adónde, en qué sector, sera que esta concentrado el odio?

Cristian dijo...

Coincido con que el problema de Zaldívar es personalista, por más que él se llame humanista cristiano o lo que sea, él es mucho más "zaldivarista" que cualquier otra cosa. Por sí mismo, eso lo hace muy peligroso para todos.

Saludos!

Sebastian Rohan dijo...

Se consumó la venganza colorín. Ya es presidente y en su asunción atacó a su ex partido, a la concertación y fue ovacionado por toda la derecha y luego palmoteado por todos ellos. Ven que el camino a La Moneda se los está despejando la propia Concertación por culpa de bastardos que han traicionado la voluntad del pueblo que le había otorgado mayoría en el senado a la coalición gobiernista. La venganza política está consumada pero este tipo está sediento de más y la derecha lo alentará y aplaudirá mientras le sirva a su objetivo final: el desalojo.
Pobre traidor has sepultado lo poco de dignidad que te quedaba.

Cabrito dijo...

Ahí estan los Zaldivar. Comiendole el pan con sus grandes empresas a los pequeños pescadores y nadie hace nada. Ahí está este tipo Adolfo, macrófago y promiscuo vendiendole el alma al diablo por el poder, disfrazandose de cordero siendo un cuervo. Siempre he rechazado el apellido de los democrata "cristianos", no creo que Cristo en su grandeza se sentaría a conversar con un hombre como el se lo dijo a los fariseos "sepúlcros blanqueados". Será castigado por si mismo.

<>.rodrigo.<> dijo...

No creo que se sienta feliz. En el fondo de su alma sabe que su actuación es reprobable, se sabe que es un traidor, sabe que le ha dado la espalda a sus propios electores que lo elegieron.
Debe sentirse bien palmoteado por los mismos que se sacaban fotos con Pinochet, los mismos que avalaron los crímenes de la dictadura con el silencio cómplice. Que viva el momento de gloria que tienen todos los traidores en su momento.

Emilio Serey dijo...

NUNCA MAS ADOLFO ZALDIVAR
A NO SER QUE LA DERECHA TE PROPORCIONE EL OXIGENO QUE NECESITARÁS PARA SEGUIR VIVIENDO POLÍTICAMENTE.

POR EL LADO DE LOS DEMÓCRATAS
ESTÁS MUERTO

pomelo dijo...

Sólo era necesario que la codicia de poder de Zaldívar se topase con el violento deseo de desalojo aliancista para que la derecha obtuviese una nueva y mezquina ventaja política y el colorín tuviera su sabrosa y vergonzosa venganza. ¿quién gana?
Sólo Zaldívar, pero por un solo año. Quizás qué siniestro acuerdo hizo con la derecha, pero sabemos que ellos, por muy malintencionados que sean, no saben hacer bien las cosas. En cambio el maquiavélico Zaldívar es (fue) capaz de vender su propia alma por su temporal poder.
¿alguien votaría nuevamente por Zaldívar?

Oscar Lopez dijo...

Huele a podrida la política,

huele a podrido el senado.

Jorge Ruiz dijo...

Es evidente que la Concertación perdió la mayoría del Senado que tenía desde las últimas elecciones parlamentarias y que todo esto se puede interpretar como el comienzo del DESALOJO oficialista.

No soy admirador de Zaldivar, pero los cambios siempre son buenos, como he gritado desde hace mucho, peor de como estamos ahora IMPOSIBLE, y como bien dicen "ver para creer", así que espero ver los pasos que dará este nuevo referente político.

Nataniel dijo...

Las ambiciones matan y al igual como ocurre con las gavillas de fascinerosos los problemas surjen al momento de repartirse el botin y ya está ocurriendo con el C. independiente donde cada uno quiere llevar agua a su propio molino. Triste ha sido siempre el rol de los tránsfugas como Zaldivar con un odio furibundo a quienes eran sus compañeros de ruta, con el apoyo en una derecha facista que lo aceptará mientras les sea funcional a sus objetivos ( el que traiciona una vez , puede hacerlo de nuevo

magdalena dijo...

No es presentable el caso de las expulsiones y renuncias a los bloques de gobierno y oposición , que se dan hoy, si no aportan a la visión política actual soluciones reales a los problemas que aquejan a la sociedad chilena . El caso de Rosa Díez, en España , que ingresa al Parlamento por un nuevo referente político , lidereado por Fernando Savater, sería digno de imitarse en nuestro medio. Pero el Sr Zaldívar , de grandes intereses en la pesquería chilena, dista mucho del filósofo español.

petisa dijo...

Excelente artículo! Claros detalles de la compleja personalidad de Zaldívar. Cualquier cosa por una presidencia! El ego de este hombre no tiene límites. Capaz de actuar, sin tapujos, en contra de su propia retórica, felizmente usada por aquellos que se suponían eran sus enemigos políticos. Hoy, son sus aliados, sus "jefes", es la derecha con su historial siniestro que, como él, harán todo lo suciamente posible para llegar a gobernar Chile. Mala gente ésta y muy malo para Chile, verdaderamente.

Javier Bazán dijo...

A mí me da los mismo quien sea el presidente del senado, pues ni el Presidente de la República, ni los senadores y diputados hacen mover el país, sino los millones de personas trajadoras. Gracias a ellos el Presidente de la República, los senadores y diputados tienen su sueldo. No al revés.

Esteban dijo...

Se sacó la careta. Nunca se sintió cómodo en la Concertación ni menos apoyando un gobierno presidido por una socialista. Ahora feliz él, palmoteado por la derecha que lo lleva a un sitial que el preveía que nunca alcanzaría con la coalición oficialista. No sabe el muy idiota que sólo le está dando oxígeno a la derecha, pero una vez que se acabe el estanque estará definitivamente liquidado.

daniel eysette dijo...

No puedo dejar de pensar en las personas que votaron por este "modelito". Creo que si fuera una de ellas, no podría dormir de la rabia e impotencia. El muy fresco y oportunista los usó de plataforma para lanzarse a algo para lo cual "no" lo eligieron. Parece que lo que ha hecho el Sr. Zaldivar es completamente "normal"...entonces...la gente no está equivocada al pensar que algunos políticos se rien de ellos en su cara. Me parece impresentable en la forma y en el fondo. Que asco!!

Felipe dijo...

A nadie debe sorprender lo que hizo este judas , ,por ambicion y rivalidad con la alvear se lanzo como buitre contra los que un dia le dieron la mano , pero esta destinado a desparecer como les pasa a todos los traidores , pagara su precio y la concertacion ganara de nuevo , es imposible comparar a la derecha con la concertacion , hoy los ladrones de donde sea caen presos y son denunciados, no como en la dictadura, y muchos de esos son miembros de las mismas empresas que se robaron , el pais los conoce

Anónimo dijo...

Insisto: qué odio se respira en estos comentarios y en este blog!

anibal gutierrez dijo...

La elección del senador Adolfo Zaldívar como nuevo Pdte. del senado , con el acuerdo de los senadores independientes y la derecha , la verdad es que resulta ser decepcionante , ya que este senador , justamente expulsado de la DC , en mi opinión , ha representado un cerrado obstruccionismo a la labor del gobierno y no lo veo en condiciones de aportar nada a la corporación , como no sea su resentimiento con el gobierno y la DC ; evidentemente estos grupos buscan arrastrarle el poncho al gobierno y torpedear a la DC ; ignorando conscientemente que una gran parte de los problemas que enfrenta el país se han originado en el propio obstruccionismo abusivo y oportunista de la derecha , que no es verdaderamente democrática y quiere siempre sacar beneficios espurios de las leyes electorales , los quorums parlamentarios y lo que se les presente ; ante este hecho se hace patente la necesidad de derogar la constitución del 80 y convocar a una asamblea constituyente para redactar una nueva y legítima , esta  es , por cierto , una tarea difícil y de muy largo aliento , pero no por eso imposible  , aunque necesariamente lleve a replantearse el tema de las movilizaciones …

Anónimo dijo...

miren done esta el opositor del modelo? bueno .... esta donde siempre quizo estar,los Zaldivars son unos ladrones,sinverguenzas devuelvan las coutas de pesca a los pequenos pescadores chilenos que hoy dia no pueden ni alimentar a su familias

Constanza dijo...

Bien la denuncia del oportunismo y el cálculo mezquino de Adolfo Zaldívar. Pero cualquiera puede pasar tranquilamente a "la vereda del frente", porque tal vereda no existe. A la Concertación y la Alianza los separa el pasado, pero sus diferencias actuales son apenas de matiz: una derecha fascistoide frente a una centroderecha populista. Se ladran entre ellos, pero jamás se muerden.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Me acordé de un tango que dice "belleza sin alma, estatua de hielo...por treinta dineros vendiste al amor". Se asemeja un poco a lo que es Adolfo Zaldívar; por mucho que haya señalado que los baches con el Gobierno están superados, no creo en sus palabras...porque el palo que nace doblado no endereza el tronco y Zaldívar ha pateado la mesa durante toda su trayectoria política.

Y como lo he dicho en sostenidas ocasiones...nadie que se diga crítico del modelo económico después de haber profitado del mismo tiene validez en sus palabras.

Es el "tonto útil" de Allamand y los Larraín en su famosa teoría del desalojo...bueno, Zaldívar ha degradado la política varias veces, así es que una más no le haría demasiada mella.

La Democracia Cristiana tiene que demostrar que puede ser leal de verdad con el Gobierno del cual forma parte...y si para ello hay que expulsar a un par de Diputados más, que así sea (partiendo por el misógino de Gabriel Ascencio). En cuanto a la Concertación, signos de renovación directiva no estarían de más...de todos modos, están más adelante en dar la prueba de la blancura que la Alianza.

Creo que Zaldívar le puede quitar votos a Piñera...pocos, pero votos al fin y al cabo de los DC que votaron por el especulador financiero. Será un pírrico...porque sabe que una fracasada postulación presidencial será el fin de una carrera política marcada por las ambiciones de poder.

Es una pena que por personajes de esta calaña se desprestigie la política; es hora de honrarla nuevamente denunciando estas actitudes abiertamente. Saludos cordiales.